12 Consejos Para Enseñarle La Humildad A Nuestro Ego

folder_openSpiritual
commentNo Comments

Re-evolución Alquímica
Ilustración: pascALEjandro

1) Tienes un rostro diferente al de todos los otros. Igualmente tienes un ego diferente de los otros egos, tan necesario como tu cara.

2) También tienes una Esencia, eterna, sin comienzo ni fin, que al contrario de tu ego es igual a la Esencia de todos los otros.

3) La Esencia es lo que eres, el ego es su máscara necesaria, tu individualidad que como el universo va cambiando, se desarrolla o se aniquila.

4) El ego no tiene una Esencia, la Esencia tiene un ego. Si la Esencia obedece al ego: desgracia. Si el ego obedece a la Esencia: felicidad.

5) La Esencia debe educar al ego, hacerlo transparente como luna que refleja la luz del sol. El ego es el perro, la Esencia es el amo.

6) El ego que no obedece los impulsos de la Esencia es como un perro sin amo, no tiene meta real, no sabe a dónde va ni quién es.

7) Una Esencia sin ego se inmoviliza. Para ser y hacer necesita apoderarse del ego de los otros, se convierte en Gurú.

8 ) Las religiones crean como ideal una Esencia sin ego. Ni Buda, Jesús, o Mahoma tienen una cara conocida. Nosotros no podemos existir sin cara

9) Cuando el ego es humilde reconoce sus defectos tanto como sus virtudes. Si es mediocre dice: Soy mediocre, Si es genial dice: Soy genial.

10) La Esencia dice: Amo a mi ego como me amo a mí misma. Lo respeto y con cariño lo educo. Así como me sirve a mí, debe servir a los otros.

11) Sólo a través de una unión de egos domados, las Esencias se pueden disolver las unas en las otras para formar la Conciencia Colectiva.

12) El Gurú es la barca, con su ego te ayuda a cruzar la vida, pero no es tu Dios Interior. El buen Maestro te empuja hacia ti [email protected]

Mensaje:

La Humildad Es Sólo Un Grado Diferente Del Orgullo.

Dice el proverbio que para andar un kilómetro primero hay que dar un paso, pero ¿por dónde empezar cuando se está perdido?

Lo primero es darnos cuenta y aceptar que estamos perdidos: humildad. Lo segundo es decidirnos a creer que la meta buscada no está lejos sino, por el contrario, es el centro de nuestro interno ser: fe. Y tercero, comprometernos a morir antes que abandonar esta búsqueda, aunque ella dure toda nuestra vida: voluntad.

Tres posibilidades:

1.- Leer, releer, volver a leer, estudiar sin cesar, meditar, orar, hasta encontrarnos.

2.- Por una milagrosa suerte, iluminarnos repentinamente.

3.- Aceptar que una persona caritativa, ya realizada, nos ayude.

 Las personas orgullosas, solo actúan en beneficio propio. Las humildes, al actuar piensan en beneficiar al mundo.

Alejandro Jodorowsky

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Menu