Doña Sara Y El Caballero Apestoso

folder_openSpiritual
commentNo Comments

PascaleMJodorowskyCaballeroApestoso
Poesía Sin Fin, a film by Alejandro Jodorowsky
Costume design and Image by: Pascale Montandon-Jodorowsky

Le fue tan bien a mi mamá con la frutería, que comenzó a importar productos exóticos de Bolivia, Perú y la selva del Amazonas. Había una especie de piña que, si no fuera por una campana de vidrio que la aislaba, hubiera llenado el local con su insoportable olor a podrido. No me explicaba cómo podían comprarla. A propósito de ese hedor, recuerdo a un caballero de profundos ojos verdes, piel oscura, muy bien vestido, que comenzó a visitar a Doña Sara.

Se sentaban en la trastienda durante la hora de descanso y hablaban quién sabe de qué, porque nunca pude acercarme a él: tenía este señor una enfermedad que lo hacía exudar un olor fétido. Todo lo que tocaba quedaba impregnado. Un día olvidó su lápiz.

No me di cuenta y lo cogí para terminar mi tarea. ¡Casi vomito! ¡El repelente aroma me quedó pegado entre el pulgar y el índice un par de horas! Sin embargo mi mamá le dedicaba mucho tiempo recibiéndolo amable y sonriente.

Un día, hastiado, le grité: «¡Tienes que expulsarlo de aquí!»

Nunca había visto a mi madre tan enojada: se puso roja, me zarandeó un minuto y luego, tomando un cuchillo (me helé), partió en dos el fruto maloliente (¡uf, que alivio!), y me ofreció:

«¡Come un pedazo de esta pina silvestre!»

«¡No puedo, huele a caca!»

Me apretó la nariz sellando las fosas nasales.

Abrí la boca para respirar y entonces, me introdujo la porción… ¡qué maravilla! ¡Nunca había probado un fruto, más dulce, fino, sabroso! Me dieron ganas de comer una docena.
«¿Ves? El olfato no es rey.

Recibo a ese caballero porque escribe poemas, los más hermosos que he leído en mi vida. Es un alma de selección, un puro, casi santo. No sabes lo que mi ser se reconforta con su arte. Gracias a él he comprendido cuan importante es la belleza.

¿Recuerdas el Evangelio apócrifo, cuando Cristo y sus apóstoles pasan junto a un perro podrido?

Mientras los demás se tapan las narices y huyen con asco, Jesús se acerca, mira el cadáver y dice: ¡Tiene hermosos dientes!

En este mundo todos estamos llenos de enfermedades porque la sociedad misma está enferma. Si sólo viéramos los defectos, nunca hablaríamos con alguien.

Hay que buscar las cualidades de cada ser y olvidar sus taras. ¡Eso es vivir con cortesía!»
Alejandro Jodorowsky

Tags: , , , , , , , , , ,

Related Posts

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Menu