Perdón

El perdon es una flor

El perdón como una flor
Foto: Lina Marin

El perdón
Es como la rosa con sus espinas
Las acepta

Al momento del indulto
Primero saca las espinas
De tú corazón
Toma conciencia
De tu ser
Reconoce tus propios rencores

Al reconocer tus propios odios
Te estas absolviendo
Al entrar en el reino de tu gracia
Lo reflejas hacia los otros

Al sanar tus pensamientos negativos
Hacia los otros
Le estas dando entrada
Al perdón

En un acto de sublime conexión
Contigo misma
Contigo mismo
Perdónate
Con la fuerza de tu alma
Y no lo vuelvas a repetir
Y si lo repites
Vuélvete a tus raíces
Comienza de nuevo

  • El discípulo le dice al Maestro: Maestro, me equivoqué, metí las patas hasta el fondo del pantano; metí las de caminar y las de adelante también. Me estoy arrastrando como una serpiente cascabel, haciendo ruido por doquier. ¿Que hago Maestro?
  • El maestro Le pregunta: ¿Es tan grave que no puedes caminar? ¿Es tan difícil que no tiene solución? ¿Es tan malo que aniquila tu ser?
  • Y el discípulo le contesta: caí en mis trampas, y me dejé seducir de vampiros tentando al lado oscuro de mi corazón, permití que mis deseos viscerales y mis vicios sabotearan el camino a la realización de mi ser.
  • El Maestro le contesta: Levántate, sacúdete el polvo, limpia el pantano y el rastrojo; recoge la basura, perfuma tu alma y tu corazón, organiza tu templo, camina derecho y vuélvete invisible a los vampiros, haz que los demonios dancen para ti.

Mensaje

¿Cuantas veces te ha pasado que pierdes tu lucidez en un instante?

Al interior de tu ser está la raíz que reactiva los estallidos inconscientes, las trampas, y conscientes, la gracia. Para evitar experiencias negativas repetitivas es que se gesta interiormente el proceso del perdón. En actos inconscientes las debilidades, odios, rencores, miedos y dudas se apoderan del ser y se transforman en rechazo, agresividad y descontrol. En estados en que el ser se siente amenazado por patrones repetitivos se activan impulsos que a veces ni reconocemos, y sin pensar pasas por el más bochornoso episodio repetitivo, sin razón unas veces, y la mayoría de las veces por razones del pasado que no habías vislumbrado en tu interior y que al final del día te causan vacío, frustración, rabia, tristeza y mucha confusión; se desencajan el cuerpo espiritual o cosmico del cuerpo mental  y físico.

Mas conciencia más alerta

Precisamente cuando creemos que tenemos todo consolidado al interior de nuestro ser es cuando más alerta tenemos que estar del entorno. Cuando te auto observas cuidadosamente, discerniendo todos los sucesos negativos  y te ves con consciencia, como si fueras otro ser al frente de tu yo, en perspectiva, sin juzgarte y sin calificativos de bueno o malo, ni definiciones y mucho menos de culpabilidad, es ahí, en ese momento cuando tú realmente estás valorando tu ser y estas provocando en ti un cambio. La transformación se realiza al permitirnos entrar al templo sagrado de las trampas invisibles para guiarlas a la luz de nuestra gracia. Al acechar nuestra consciencia comprenderemos a profundidad la dinámica de nuestra belleza interior en contacto con el mundo exterior y nuestra energía vital la empezamos a contemplar a un nivel más auténtico y veraz. Eso es perdonarse con el corazón.
Lina Marin

Perdonar es divino

Tags for post: acción, Alma, fuerza, lucidez, perdon

Related Posts

Breaking thought
Musings

Poesofía Puedes

Breaking Through Image: Michael Woloszynowicz Si atrapada en la carne no hundes tu aureola en la ausencia, ¿puedes saber dónde…
Ternura encarnada
Spiritual

Bálsamo Para Tú Alma

Ternura Encarnada Image: LAPalacios oil in canvas Silenciosas palabras Para Tú alma Llegan en sutiles sonidos En calma desarticulando Al…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.
You need to agree with the terms to proceed

keyboard_arrow_up